miércoles, 26 de noviembre de 2008

Prueba Su-perada!!!


Admiro a los escaladores. Valientes guerreros que empiezan su camino mirando hacia el cielo, al infinito, sin llegar a ver el final de su camino. Pero eso no les conduce al desánimo, simplemente son conscientes de que deben luchar duro para alcanzar la cima de la montaña y que con cada paso que den estarán mucho más cerca de su objetivo.

Pero para ser escalador, no es necesario trasladarse a una montaña, no. Sólo hay que buscar una cima, lo suficientemente exigente y retadora como para que valoremos con franqueza el resultado obtenido cuando pongamos la bandera en su extremo final. Sólo debemos marcanos un objetivo claro, realista y ambicioso.

Cuando alcanzas el pico más alto, tienes la tendencia de mirar abajo y soltar una expresión de asombro; echas la mirada atrás y ves todo lo que has recorrido, qué has tenido que dejar atrás, cuantas penurias has pasado, cuántas veces has perdido tu tiempo y en cuantas lo has aprovechado... Igualmente valoras tu tiempo y todo lo que te rodea reduciéndolo a su máxima expresión. Analizas con minuciosidad aquello que te ha sido útil para alcanzar tu meta y te gustaría haberte dejado otras tantas en la falda de la montaña.

Arrepentirse no vale de nada si no aprendes de ello y te sirve para encauzar tu futuro. Es complicado alcanzar la cima, lo sé, y podría decir que lo más difícil es mantenerse en esa cima, en ese estado de éxtasis, donde las endorfinas recorren todo tu cuerpo como si de culebras se tratara; pero hay que tener en cuenta otra serie de factores, lo mejor está por llegar, cuando estás celebrando el éxito y descorchas el champán, se te va la mirada al infinito y ves otra montaña nueva, distinta a la que acabas de culminar.

¿Cuál es tu límite?

martes, 28 de octubre de 2008

Cuántos Cuentos Cuento

Érase una vez...! Así empiezan todos los cuentos que siempre han inundado nuestra infancia, nos han ayudado a encontrarnos con Morfeo y nos han transportado a un mundo de sueños cuando queríamos escapar mentalmente. Cuando somos niños creemos que vivimos en un cuento de hadas pero cuando somos adultos sólo nos rodeamos de cuentacuentos en los que creemos fielmente, pero cuando nos damos cuenta queremos pasar página rápidamente y empezar otro nuevo capítulo.

La vorágine de acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor, cada día, parecen escritos por el mismísimo Hans Christian Andersen. eso sí la única condición como devoradores de estos libros es que todos los cuentas tengan su final feliz... Da igual si estás con los viajes de Gulliver visitando otras tierras, como Cenicienta buscando la horma del zapato, como Hansel y Gretel buscando refugio o de compras como el Sastrecillo Valiente. Lo importante es que a pesar de los enemigos que deben aparecer en todo cuento y rodeen tu vida, salgas ileso, sin sentirte perjudicado y comiendo perdices que es de lo que realmente se trata.

Y ahora llega Navidad... tiempo de miles de cuentos y, como éstos, aunque no creas en ellos, al final hay que buscar la moraleja que hay que sacar dentro de ese cuento. Lo importante no es contarlo, sino experimentarlo. Cuidado con tu elección, nunca te dejes llevar por primeras impresiones y sé observador, mira sino a Ricitos de oro y cómo tuvo que lidiar con los osos de la casa... Haz caso a Blancanieves y a todo su séquito de enanitos, los más trabajadores del planeta y rodéate de los más fieles compañeros por si muerdes la manzana prohibida. Sino todo esto no dejará de ser más que una Pesadilla antes de Navidad y al final no podrá comprender el sentido del cuento. Es decir, acabas siendo lo más parecido a lo que pasó en aquel cuento del Flautista de Hamelin, donde todos le seguían hipnotizados por el son de la música y funcionando como perfectas máquinas sin cerebro...

Lo mejor creo yo es ir con la música a otra parte como Los músicos de Bremen o acabar pidiendo deseos de cosas imposibles y embarcarte en un Viaje al fin del mundo, ya sea a ver al Mago de Oz o Al centro de la tierra. Lo que sea para escapar (aunque sea mentalmente) y viajar al país de Nunca Jamás a lo Peter Pan. En fin... ya se lo dijo la Bestia a la Bella: "No te fíes de las apariencias", todo esto sólo es producto de tu imaginación. Vuela a un mundo mágico con la alfombra de Aladino y si después de todo este viaje andas algo cansad@, siempre podrás recurir a parecerte a la Bella Durmiente...

Y colorín colorado..., este post se ha acabado!

lunes, 6 de octubre de 2008

Próxima Estación: Esperanza

En ocasiones veo muertos. Veo almas en pena que vagan por el lúgubre sendero de la vida. Parece que viven gracias a la inercia que les proporciona la monotonía. Son esclavos del tiempo, están atados de pies y manos a un horario, un ritmo diario, una forma de vida, una manera de actuar y cualquier cambio que acontece a su alrededor les trastorna. No son capaces de aportar nada nuevo, les hacen un flaco favor a los "privilegiados" que se topan con ellos.

Lo peor de todo es que su finalidad vital tiende al pesimismo, a la desidia, al agotamiento. Eso sí, como todos los "quejicas" que danzan por esas tenebrosas callejuelas del destino, tienen una excusa y una finalidad. Si realmente actúan así es por una simple y llana razón: la búsqueda de la felicidad, algo que anhelan tanto, y perciben tan lejano, que nunca llegan a conocerla.

De acuerdo compañer@, si no te sientes identificado con lo anterior, sigue leyendo, este es tu post. Ahora sí, estás preparado para descubrir el gran secreto. Lo siento, no voy a hablarte de la fórmula de la Coca Cola, ni del secreto de las masas de Telepizza, ni el número de la lotería al que juega Pancho, el perro del anuncio. Sólo quiero dedicar unas líneas a esa palabra que ya incluyó McDonald en sus menús infantiles (Happy Meals).

Maslow ya construyó una pirámide donde en la cúspide establecía lo que él llamaba autorrealización. Personalmente es posible que sea lo más parecido a lo que los mortales llamamos felicidad. Una pirámide es el momento cumbre, el pico más alto, el futuro al que hay que llegar en algún determinado momento.

Ahí me vais a permitir que difiera un poco... personalmente considero que realmente la felicidad es un viaje, no un destino concreto. Sería como un viaje en tren cuya última parada es el infinito, serían todos esos momentos que acabas viviendo durante el recorrido, pero nunca escucharías aquello de "última parada". Eso sí, si viajas en el tren a mil y un lugares, tranquilo porque hay varias paradas donde te puedes bajar. La única condición es proseguir el viaje siempre y no quedarte en la estación esperando otro tren, porque como se suele decir: "No dejes pasar este tren, no sabes si volverá a pasar otro después".

¡¡¡Ah por cierto, no os he dado la dirección de la estación donde se puede coger ese tren!!!
"Felicidad, que bonito nombre tienes, felicidad vete tú a saber donde te metes" dice la canción. Lo cierto, es que es posible que donde yo quiero coger el tren sea diferente a las estaciones de cualquier otro. El tren de la felicidad se halla en aquellos pequeños momentos, en hacer lo que realmente nos apetece hacer y en disfrutar con cada pequeña situación que tanto esperamos: la persona que queremos, un lugar tranquilo, un viaje, un deporte, una música, una película...

Te doy una receta para finalizar: coge ya tu billete de tren y llévate en la maleta las endorfinas para tu mente. Be happy my friend



Frases para la historia:
El verdadero secreto de la felicidad consiste en exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros.
Albert Guinon (1863-1923) Dramaturgo francés.

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.
Leon Tolstoi (1828-1910) Escritor ruso.

Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer mientras que no la ame.
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

La felicidad es la certeza de no sentirse perdido.
Jorge Bucay (1949-?) Escritor y psicoterapeuta argentino.

martes, 9 de septiembre de 2008

Sin pensar, lejos llegarás


No, no creo en el destino. Más bien soy abanderado de la causalidad. En ocasiones entregamos nuestro devenir a la Diosa Fortuna, la Suerte y el Azar. Son tres, como Los Reyes Magos, pero al igual que éstos son más bien producto de nuestra imaginación.

Las cosas a menudo ocurren porque las provocamos, es decir, aunque sean producto de la inconsciencia, aunque no lo tengas planeado, tu forma de ser te lleva a parecer predecible. El pensamiento en exceso mata la creatividad, dar demasiadas vueltas a las cosas las hace mucho más complicadas.

A veces hecho de menos pensar como un niño, es como abrir un regalo: el niño sólo piensa en quitar todos los envoltorios para disfrutar con el interior y divertirse. Las cosas en la vida, en el trabajo, con los amigos ocurren de forma semejante. Pero como no somos ya tan niños, nos entretenemos demasiado en el envoltorio, en tener cuidado con no destrozar el papel, en guardar el lazo que adorna todo... por lo que al final el regalo ha perdido encanto y con él una pizca de nuestra ilusión.

Carpe Diem, vive el momento. Acaba siendo lo más facil de decir y a veces lo más difícil de hacer, Tendemos a complicar las cosas, a pensar demasiado en ellas. Precisamente, dejarte llevar por tu intuición, tus ganas y hacer lo que realmente te apetezca es como retroceder unos años atrás y volver a ser un niño, volver a ser creativo. "Sé el niño" y por favor déjate llevar.

Volver de vacaciones provoca que despejes tu mente. Precisamente este periodo sirve para esto, quítate los envoltorios que no te dejan ver el final de las cosas y céntrate en disfrutar día a día con lo que has conseguido.

Cosas así hacen que lo que puede ser un viaje hacia un destino marcado, termine llevándote finalmente donde tu mente quiera estar, con quien quieras estar y sin "pensar" en todos los inconvenientes que te encuentres en tu camino. Causas así provocan efectos impensables. ¿Te vienes?

martes, 29 de julio de 2008

¡¡¡Divide y vencerás!!!

¿Cómo??? Ya es verano???? Pues sí, ya estamos en Agosto y con él las vacaciones!
Tengo miedo, lo admito, sé que cuando vuelva de vacaciones voy a tener eso que llaman estrés postvacacional y no me apetece. ¿Y si no cojo vacaciones? Bueno venga vale, las cojo... pero para que los demás descansen de mí...

Unas vacaciones un tanto raras, acostumbrado año tras año a viajar por toda Europa, este año mis vacaciones serán en... Málaga :s:s:s:s Suena raro para un malagueño pero realmente es lo que apetece. Ya me acerco cada vez más al típico madrileño: estresao, y veraneando en la Costa del Sol.

Parece que fue ayer cuando vine de Málaga......, es más, fue ayer! En efecto, aproveché para estar unos días pos mi tierra; parece que nada ha cambiado. Es como si una parte de mí aún se quedase en mi ciudad natal, como si estuviera dividido.

Si algo estoy aprendiendo es precisamente a eso, a dividirme, dos centros de trabajo, 3 jefes distintos, compañeros distintos, dos ciudades distintas, compaginar vida laboral y la social. Es posible que de aquí a un tiempo sea lo más parecido al Dr Jeckill y Mr Hide. Sólo falta que encima encuentre mi media naranja... Con tanto cóctel, a este paso fijo que acabo exprimido....

La fórmula para combatir todo esto es clara: dividirme aún más. Si recordamos la película de animación de Fantasía, es como la escena de las escobas, cuando Mickey se obsesiona por quitarse una de enmedio, y a cada hachazo surgen dos más y luego otra más y más y más. Pues así es un poco mi vida, cada minuto que pasa, mi vida se encuentra más dividida... a este paso voy a acabar como decía el cantante... con el corasón partío.

viernes, 11 de julio de 2008

Tiovivo .........o muerto

Si es lo que tiene este pueblo,,, que no te aburres, Si odias la monotoníam, Madrid es el paraíso. Posiblemente haya vivido una de las semanas más locas de mi vida.

La semana pasada, la empresa nos regaló un viaje de un día a la Expo del Agua de Zaragoza. Poco a poco uno se hace famoso, aunque sea a costa de que la gente te hace fotos en media expo, sólo por que ven a 10 personas con camisetas iguales y gorros de feria gritando y saltando. Lo bueno de ir con tu empresa a estos sitios, no es lo que vas a ver, sino que encima te tratan como Dios... primera clase, periódico, cena, vaya lo que necesites... ¡Qué buenos son los de Carrefour que nos llevan de excursión!

Después de currar durmiendo menos que un buho con insomnio, llegamos a uno de los peores lunes jamás vivido... Al coger el coche, SORPRESA! cristal roto y los muy tontos me roban la única rueda que no gira del coche, es decir, la de repuesto. Es aquí donde entra la Ley de Murphy, cuando más necesitas el coche te lo joden. Y claro ya el día completito: policía, arreglo de cristal, juicio en plena Gran Vía... Un consejo: si amenazas al taller con que le vas a dejar el coche una semana porque te marchas de viaje acortan el tiempo de un "ufff hasta dentro de 3 días no me llega la pieza" hasta un "bueno, en dos horas ya está el coche listo".

Del martes al viernes me iba a poder despejar por fin. Una semana en la Sierra, en cursos de formación, sin trabajar, comiendo todo lo que me daban y bebiendo por las noches todo lo que negociábamos con los camareros (es más la última noche conseguí copa gratis y una camiseta de regalo by the face).

Entre las cosas más provechosas del curso, los compañeros. Peña de Carrefour de todas partes de España que también acababan de empezar como yo. Eso sí gracias a ellos aprendí el "inglés con 10 palabras" (pos nothing man = pos nada hombre o mother of the beautiful love = madre del amor hermoso), un curso imprescindible para moverte por el "world". Incluso ofrecimos un repetorio (lamentable) de varios tipos de juegos de billar, cartas o ese grandísimo futbolín que tantas alegrías y penas me ha dado en 3 días... Además encima ya tenemos fiestas aseguradas en varias partes de España y mucha gente a la que visitar de viaje, sencillamente increíble.

Entre esto, para rematar la semana a Carrefour le viene la genial de idea de empezar a cerrar los hipermercados en Madrid hasta las 23:00, y claro, marrón al canto y el pringaillo de rr.hh. directito a pelearse con la gente. Menos mal que aquí no me tienen tan calao y se lo creen todo, porque no rechistan nunca y encima parece que les hago el favor.... Pa cuando se den cuenta estaré lejos...

Gracias a esto, no pude visitar Málaga... Se echa de menos, pero siempre nos quedará Madrid...

lunes, 23 de junio de 2008

Colón tenía 1, pero España tiene muchos más cojones

Reventao! Cuando uno está por Madrid tiene varias opciones para el fin de semana. La de quedarse en casa no se ve como una opción, ni descansar tampoco. La consigna es clara, aprovechar cada minuto para ver,salir,divertirse.

Y en esas estamos... finde ajetreao por aquí, Sábado viaje a Salamanca y Domingo viaje a Toledo. Lo mejor las dos ciudades que son una maravilla, lo peor... ir en metro hasta Atocha durante una hora, para que al llegar me digan que el tren sale de Chamartín... (sí, al lado de mi casa). Pero valió la pena...

España en cuartos contra Italia... La historia decia que palmábamos seguro. Por eso saqué mi alma masoquista y pensé aquello de que las penas en grupo son menos penas. Por eso dije... en Madrid viendo un partido de España dónde habrá más gente... Exacto, Vamos pa Colón! Ya puedo morir tranquilo, puedo decir que he visto pasar de cuartos a España, encima contra Italia, encim en los penaltys.. y encima en Colón rodeado de gente pintada a dos colores, borrachos, ultras, bufandas en verano... y banderas x todos lados.
Nunca en mi vida me había abrazado a tantos desconocidos/as sin estar borracho. Desde aquí hago un llamamiento público, ya que sé que salí en una fotografía para algún periódico. Si alguien me ha visto que lo haga público (pero no a mis jefes que me despiden!)

Para terminar, me entó el mono después de dos horas de partido y decidí emular a los jugadores. pensé si ellos aguantaron 120 minutos yo cuánto seré capaz de aguantar? Así que con motivo de fiestas en Tres Cantos, organizamos un partido de fútbol, mandos contra empleados. Para motivar deciamos la palabra de moda: PODEMOS! El resultado lo sabéis todos,.... solo aguante 10 minutos corriendo, perdimos por goleada... Al menos me queda el consuelo que quizás podíamos haber ganado en los penaltys... como ESPAÑA

Y hoy.. noche de San Juan... en Madrid ni lo celebran..., pero pediremos el deseo que pide la tradición y nos mojaremos a las 0:00 aunque sea en la bañera. Aquí no hay ni Júas, ni moragas (ni saben lo que es) ni barbacoa, ni fiesta... Vaya Vaya, Ya se sabe que aquí NO HAY PLAYA!